CAMBIAR DE EMPLEO: ¿Cuándo si y cuando no?

Blog blog banner salvador
¿Me quedo o me voy? Una de las decisiones laborales más difíciles de enfrentar.

Más de una vez nos encontramos en el dilema de elegir qué es lo mejor para nuestra vida profesional y personal, dejar nuestro empleo o conservarlo. Muchos factores influyen a la hora de decidir, pero en resumen estos pueden ser los mejores y peores momentos para hacerlo.

¡Hazlo ahora!

Ya no estás aprendiendo. No importa si llevas 1 año o 5, cuando tu trabajo deja de retarte empiezas a acostumbrarte a él. Tus actividades son las mismas y tus habilidades y conocimientos no aumentan. Tu trabajo actual puede darte seguridad, pero a largo plazo dejarás de ser competitivo.

Tu experiencia ha crecido. Hace tiempo no tenías los conocimientos que hoy posees. Si últimamente has adquirido nuevas habilidades, tomaste un curso o desarrollaste un proyecto, tu currículum debe reflejarlo y tus posibilidades de atraer nuevos empleadores aumentan.

Si tienes problemas en tu vida personal. Obtener un mejor puesto o ganar más dinero no son las únicas buenas razones para buscar otro empleo. La vida personal, la salud y la familia importan tanto o más. Cambiar un empleo estresante por otro que te permita estar más cerca de tu familia o mejorar tu salud no solo es válido, en muchos casos es necesario.

Las cosas van muy bien. A menudo asociamos un cambio de empleo con alguna situación laboral indeseable ¿Por qué? ¿Por qué no buscar algo mejor cuando nos sentimos contentos en lugar de hacerlo cuando estamos hartos, presionados o frustrados? En lugar de eso mantente abierto a las oportunidades, revisa de vez en cuando ofertas de empleo y actualiza tu perfil.

Estás listo para crecer. Tienes tiempo pensando en dejar tu empleo y emprender. Te has estado preparando, tienes ahorros y un plan de acción. Si es así, puede ser tiempo de arriesgarse. Si no es ahora ¿cuándo?

 

¡No lo hagas!

No tienes nada seguro. Dejar tu empleo sin una propuesta laboral concreta, un proyecto definido o ahorros es prácticamente un suicidio profesional. Si las cosas en tu empleo no van de lo mejor, ponte en acción y empieza tu búsqueda, pero no tomes una decisión precipitada. Cifras del INEGI indican que el 80% de los mexicanos encuentran empleo en 3 meses. Sin embargo la firma de reclutamiento, menos optimista, extiende el periodo de búsqueda de empleo hasta 10 meses. En el escenario más difícil ¿estás preparado/a para 10 meses sin empleo?

Tienes un historial de trabajos cortos. En ocasiones es justificado dejar un trabajo después de los primeros 6 meses, quizá no era lo que esperabas o no encajas en la organización, pero si llevas varios empleos en los que no has durado más de un año ¡cuidado! Inestabilidad es la primera impresión que causará un Currículum con varios trabajos en un periodo corto de tiempo. Surgirán preguntas como ¿por qué este candidato no dura en sus empleos? si lo contrato ¿dejará el trabajo en unos meses?

Hay un periodo de inestabilidad. Dice el dicho que “después de la tormenta llega la calma”, la mayoría de las empresas pasan por periodos difíciles o de reajuste. Sin duda esto crea un ambiente de incertidumbre entre los trabajadores, pero tómate un tiempo para evaluar si realmente la empresa está en serios problemas o los cambios pueden beneficiarte más adelante.

Tu empresa está creciendo. Puede ser que tu salario o tus actividades no sean satisfactorios, pero si tu empresa se encuentra ‘en expansión’ es común que se abran oportunidades. No te resistas al cambio, muestra tu disposición e incluso exprésale a tu jefe que estás interesado en asumir nuevas responsabilidades.

Detestas a tu jefe. Parece ser una razón lógica para dejar tu empleo, sin embargo a menos que se trate de una situación de acoso u hostigamiento no es la mejor razón para tomar esa decisión. En cualquier empleo encontrarás gente difícil, esa gente no cambiará su actitud, pero tú sí puedes cambiar para aprender a lidiar con ellas.

 

ESCRITO POR:

SALVADOR SÁNCHEZ

Texcoco, Estado de México, México.

Mi nombre es Salvador Sanchez, tengo 23 años de edad y actualmente resido
en la Ciudad de México. Soy Licenciado en Derecho por elección y amante de
la justicia y lo correcto por vocación, me gusta escribir artículos de
cualquier índole como una forma mas de poder expresarte y lograr transmitir
conocimientos a través de experiencias personales y profesionales. 





 


Blogger JOVEN360

JOVEN360 El Salvador


 

Comentarios

0

Te podría interesar

Lo más importante de la marca empleador en la empresa.

Cada vez más las generaciones jóvenes van cambiando y nosotros debemos encargarnos de construir una imagen que ayude en la atracción de candidatos que a nuestra empresa le interesan y en el compromiso y retención de su gente.


¿es necesario un pasante?

Un pasante es una persona que trabaja con el fin de obtener práctica en el oficio, para el cual se está preparando en la Universidad. Muchas de estas oportunidades no son remuneradas monetariamente, pero si enriquecedoras.


Sobre ser diferente

Hace un año leí un libro que robó mi atención “El Manantial” de Ayn Rand. Un libro fascinante porque toca muchos temas importantes en una novela. La narración trata de Howard Roak


Tags más populares