IMPCT.CO

Blog 13085 384871908363959 6223054350818412214 n
“Al dormirse en la noche pensar: puchica, si esto no funciona no sé qué voy hacer”

Andrés Escobar, el salvadoreño de 29 años, cuyo emprendimiento social ganó un millón de dólares, hace unas semanas en un concurso internacional, hace una invitación para que los jóvenes se arriesguen. Cuando estaba estudiando becado, una maestría en Administración de Empresas en Taiwan,  Andrés lidiaba con muchas de las cosas a las que la cultura y sociedad actual nos obligan: multi-tasking. Ese estilo de vida frenético de balancear trabajo, estudios y el resto de ocupaciones que malabareamos en nuestro tiempo también fue su contexto. “...yo encima trabajaba, esa época fue bien bien difícil pero logré sacar todo adelante y logré sacar mi maestría, retos de sacrificios, el más grande es que pensaba ser un empleado bien pagado en Asia o en Europa y decidí mejor apostarle todo emprendedurismo, es un riesgo bien grande”

Andrés junto con su compañero de maestría, Juan Diego Prudot (29 años, hondureño), decidieron formar un equipo para participar Hult Prize. El Hult Prize, es un concurso reconocido internacionalmente con la duración de un año para emprendedores sociales fundada por "Hult Business School" con una temática específica escogida por Bill Clinton y quien en septiembre de cada año anuncia al ganador en la sede “Clinton Global Initiative” en New York. El ganador se lleva un millón de dólares de capital semilla para desarrollar su idea.

“La idea nació por “Hult Prize”, el cual cada año tiene un tema diferente y este año el tema era encontrar una solución al problema de la falta de educación en los primeros años en las zonas marginales y cómo educar a diez millones de niños en cinco años.  Yo miraba la competencia como un monstruo, uno nunca en la vida se imaginaría que algún día iba a derrotar a una de las universidades más prestigiosas del mundo”.

Se tardó un año en desarrollar las ideas, primero lograron ganar en su universidad dentro de cuarenta equipos y luego fueron a las regionales que se llevan a cabo en Boston, San Francisco, Londres, Dubái y Shanghai, ellos fueron a Dubái, logrando quedar entre los tres primeros lugares. Ahí fue donde se dieron cuenta que se estaban enfrentando a las universidades más grandes: Harvard, Princeton, Yale, entre otras. “Llegamos con la cola entre las patas, las personas no conocían dónde quedaba nuestra universidad. Nosotros todos nos conocimos en Taiwán en la universidad (National Chengchi University): Andrés Escobar, Juan Diego, Taylor Scobbie (29 años, Canadá) y Annung Chen (Japonesa). Fue súper interesante ver cómo las diferentes culturas solucionaban el problema.”

Vía Facebook de Impct.co

Impct.co fue la idea ganadora, consiste en recaudar fondos a través de “crowdsourcing” para crear guarderías que brinde a los niños que actualmente están viviendo con altos índices de pobreza, una educación inicial. Luchando con la falta de educación en los niños. El proyecto ahorita está enfocado en El Salvador. Proponen que dentro de cinco años habrán 30,000 escuelas construidas y 10,000,000 niños con educación.

“El futuro de Impct.co es crear guarderías y playcares en Centroamérica y a largo plazo en México, Brasil y en un muy muy largo plazo en India y en Filipinas, nuestra visión es desviarles el rumbo de vida que todos estos niños entre 0 y 6 años les espera, quisiéramos desviarlos a un futuro mejor que no se metan en pandillas y pues cambiarles el rumbo de vida”.

Hay más que ambición económica en las motivaciones de Andrés para emprender este camino. Él también explica que se necesita un empuje mayor que un salario mensual para tener éxito en las grandes ligas. Andrés cree que un trabajo es mucho más gratificante cuando podés impactar la vida de las personas.

“Lo chivo de todo esto, el emprendedurismo social que uno puede crear su empresa y estar haciendo un bien a los demás, es una aventura con mucho riesgo y no es para hacerse millonario, ni para conquistar el mundo con un producto o servicio que no le está ayudando a nadie. No es para una cultura consumista es simplemente ayudar a otros y eso es lo que cuando me levanto me dan más ganas de trabajar porque uno sabe que no está haciendo millonario a alguien más, a unos accionistas sino que uno está trabajando duro por su propia empresa y al mismo tiempo teniendo un impacto en miles de personas.”

Andrés quiere motivar a los jóvenes que se animen a participar en cualquier tipo de competencia por más pequeña que sea, aunque el premio sea una “pizza” porque esto les da experiencia, les enseña a aprender a trabajar en equipo, a trabajar duro, no importa si somos de universidades pequeñas, “Al principio todos nos miraban de menos y al final de la competencia quedamos entre los primero tres lugares. Entonces, no significa que el más nerdo de tu clase va ser más exitoso que vos, lo que yo les digo: traten, dénle la oportunidad a cualquier cosa que se les presente, por lo menos si fallan saben que al menos trataron, lo difícil es salir de tu zona de confort. No tienen idea del nivel de cosas que puedes llegar a hacer solo con tratar.  ”

Por último, les quiero a decir a los jóvenes: viajen bastante, salgan a explorar al mundo, hay tantas oportunidades de viajar y no tienen que tener dinero: competencias, proyectos, becas, convenciones. Para aprender afuera y regresar al país a implementar las cosas que se han aprendido. Nosotros tenemos que agarrar los mejores ejemplos y tratar de llevarla de regreso a nuestro país, especialmente la cultura asiática.

Si deseas conocer más sobre este emprendimiento social, 

http://impct.co

https://www.facebook.com/impct


Blogger JOVEN360

JOVEN360 El Salvador


 

Comentarios

1
  • User default
    Carlos Fuentes
    Por: Anominimo hace más de 2 años

    excelente nuevo modelo de negocios con enfoque social para ayudar a las comunidades... solo tengo una duda si bien es cierto que son emprendimientos sociales que aplican estrategias de mercado...¿cuál es el destino de las utilidades se reinvierten o se reparten dividendos?

Te podría interesar

Global sharpers fomentarán cultura de diálogo en el país

Con el objetivo de fortalecer una cultura de diálogo sostenible a nivel comunitario, los Global Sharpers de San Salvador, con el apoyo del Foro Económico Mundial, lanzaron el proyecto llamado “pláticas del pueblo”.


Impct.co

“Al dormirse en la noche pensar: puchica, si esto no funciona no sé qué voy hacer”


Luces, cámara… in action.

Luces, Cámara, … In Action! Por Vanessa Calderón ¡Atrévete a ser valiente! “Atrévete a enfrentarte a ti mismo y cambiar tus acciones para obtener resultados diferentes.


Tags más populares